Deseamos que esta guía sea útil. En primer lugar, para acercar estos espacios a las Personas con Movilidad Reducida (PMR) en nuestra pelea para conseguir un barrio sin barreras arquitectónicas. Por otra parte, la visita de los espacios socio culturales del barrio y su entorno ha servido para darnos cuenta de lo poco que se había hecho en la accesibilidad universal hasta ahora. Todavía nos queda un largo camino que recorrer y tenemos que asumir en lo más profundo de nuestro ser que la accesibilidad Universal es un Derecho Humano más y construir una rampa en los desniveles, colocar señalética adecuada para invidente y para personas con problemas de audición, etc. Es un deber de la Administración y de toda la Ciudadanía. Por último, queremos poner en valor el extraordinario potencial cultural que tiene el barrio.